domingo, 3 de noviembre de 2019


El viaje de escape.

El paisaje se divisaba mejor que nunca, era un día espléndido de poniente con lo cual la costa se veía más cerca aún era espectacular, pasaron por un lugar llamado el mirador el cual estaba abarrotado de turistas que disfrutaban de las vistas espectaculares del estrecho de Gibraltar.
Faltaban apenas diez minutos para llegar a tarifa y concreta mente al puerto, dónde cogerían el ferry hacia Tánger .Marta y Clara se preguntaban cuál había sido la razón para que Pablo se empeñara de un día para otro de hacer esa excursión a Marruecos.
Estaban pasando las vacaciones en el rancho una finca de lujo alquilada para todo el mes ,con todas las comodidades posibles y lejos de las vistas indiscretas, algo difícil de conseguir en la costa del sol.
Pablo había insistido en que no molestaran a paula, que estaba con las jaquecas otra vez y no quería saber nada del viaje. Así pusieron rumbo hacia las costas del estrecho y serpenteando las curvas de una carretera en malas condiciones, por sus años llegaron a su objetivo Tarifa puerto changer .
Tarifa era una ciudad muy conocida por su turismo, a pesar que conservaba muchas de sus playas casi vírgenes se notaba que la especulación del urbanismo comenzaba a destruir su encanto natural.
Marta aprovecho al bajarse del mercedes deportivo para llamar a paula e interesarse por su estado enseguida salió un  mensaje de <<apagado o fuera de cobertura >>era extraño pues la cobertura era buena en esa zona, anterior mente le había saltado otro mensaje de<< bien venidos a marruecos>>colgó el móvil extrañada .Clara se le acerco y miro que había apagado el móvil.
—¿Apagado o fuera de cobertura?
—Si ¿has llamado también? Te parece extraño verdad<<pregunto marta >>
Pablo dirigió el coche hacia donde le indicaron, deberían esperar para embarcar así que las chicas se fueron hacia la cafetería con el pretexto de tomar algo, en cuanto entraron a la cafetería Marta se acercó a un policía de la aduana que salía de su oficina con el distintivo de aduanas de la policía nacional.
—Buenos días señor agente tengo un problema, No sé si podría usted ayudarme.
—Dígame señora, me llamo pedro, el teniente pedro, cuénteme quizás podamos ayudarla.
El agente enseguida puso todo el dispositivo en marcha para comunicarse con la comisaria de Málaga no le extrañaba que pasara algo raro, deberían averiguar si paula estaba en la casa, así que mandarían una patrulla a comprobar y esperarían noticias, aun había tiempo.
—Señora, acompañe a su amiga al café y no haga ningún comentario sobre lo que acaba de contarme.
Cuando llego a la cafetería Clara le pregunto dónde había estado.
—En el baño, estaba ocupado esta al fondo, veo que ya has pedido.
—Si hay viene pablo. Traerá los pasajes
—Chicas tengo un hambre que me comería un tiburón ¿queréis algo de picar?
—No gracias yo tengo bastante con el café <<dijo Clara>>¿ has llamado a paula?
—Ahora llamare conduciendo no he querido distraerme sabes cómo estaba la carretera de curvas, el paisaje muy bonito pero la N340….
En la centralita de la policía de la estación sonó el teléfono preguntando por el teniente pedro.
—Si inspector y dice usted que retenga a los tres, de acuerdo señor los mandaremos al juzgado de Algeciras, mándame el informe por fax y la orden de detención.
Cuando estaban acabando de tomar sus aperitivos se acercó cuatros policías de uniformes y el teniente de paisano.
—Buenos días, serían tan amables de seguirnos a la sala.
—Por supuesto señor agente ¿un registro de rutina?
—lo siento señor, pero quedan todos detenidos hasta que no se aclare todo.
—Que es lo que pasa señor agente <<pregunto clara>>
—¿Conocen ustedes a Paula Navarro Ponce?
—Por supuesto, es nuestra amiga <<contesto Marta>>
—Ha sido encontrada muerta en la finca conocida como el rancho, quedan los tres detenidos, le leeremos sus derechos y serán transportados hasta el juzgado de Algeciras en espera de pasar a disposición del juez.
El teniente observo pensativo a los tres detenidos, intentando hacer un retrato robot de la asesina, según el inspector de Málaga no cabía dudas que había sido una mujer, la ejecutora del asesinato, pero podría tener cómplice, el caso pasaría a la comisaria de Málaga                


miércoles, 2 de octubre de 2019


EL TREN DE LA VIDA.

En todo ese tiempo no me atrevía a bajar el último peldaño. Sabía que esa decisión cambiaría por completo el objetivo de mi vida .No sabía cómo reaccionaría Marcos, por primera vez me sentía insegura, en sus cartas Marcos había cambiado, pasando de sus cartas encantadoras de amor, a las crueles descripciones de lo que sus ojos veía cada día. En sus cartas se liberaba,  si duraba mucho esta guerra se volvería loco, un hombre que amaba por encima de todo la paz, él  amaba a sus alumnos de literatura, poesía, novelas, relatos, le encantaban los poetas, leía libros de fantasía. Sus estudios de física y literatura fueron su pasión y justo cuando empezaba a dar clases a sus alumnos un día llego aquella carta donde le comunicaban que era llamado a movilización militar.
 Bajamos aquel último peldaño la prueba de amor continuo.

martes, 1 de octubre de 2019

hoy estoy triste acabo de ver una triste noticia ,Literautas da un parón ,por descanso de Iria sus razones tiene para que vamos a entrar en ello .solo quiero agradecer su inestimable ayuda desde que conocí su pagina Literautas desde entonces no he parado de escribir bien o mal. Pero intento aprender y espero algún día lograrlo te agradezco todo lo aportado por ti y tu pagina gracias de todo corazón

Jose Maria Moreno Pelayo

martes, 24 de septiembre de 2019

En un viejo callejón
sentada una vieja mujer
espera ver pasar como
si fuera una espía.
Que pasa se pregunta
que pasan sin saludar
la pobre no sabe
que hace tantos años
allí no vive paisanos
que en invierno solitario
en verano conquistado ruidoso
de esos turistas de días
que lo ven todo hermoso
la juventud solo se ve
en verano y de vez en cuando
es un barrio viejo
de apenas viejos vecinos
a la paz que se van
va muriendo el barrio. 


jose maria moreno pelayo un barrio viejo

domingo, 8 de septiembre de 2019



El día de una rosa.


Canta el pájaro cantor.
Sopla el viento a favor
Una rosa es la flor
De tus ojos obsesión.
Canta el pájaro cantor
Sube el calor que
Al medio día la flor
Se marchita al sol.
Llega la tarde pena
El pájaro cantor no canta
Y sale de tu garganta
Una coplilla cantas.
Cantar de tus cantares
De tu jardines tus pesares
Canta y riega mujer
A tu rosa de tus pesares.
Canta el pájaro cantor
Ya se fue el calor
Llueve agua fresca
La rosa se refresca.
En tu jardín cerca
De esa escuela
El silencio esta
Por qué es tarde.
En su casa esperan
La mañana llegar
Para pasar por tu jardín
Pasan los niños y niñas.
Por tu paraíso jardín
Canta el cantor canta
Que pájaro cantor
Esta la mañana fresca.
Pasan los niños y cantan
Qué bonita rosa cantan
Que mimosa la rosa
Es ella la hermosa.
De tu jardín paraíso
Pasan los niños y niñas
Mari rosa y José
Los dos enamorados pasan.
El niño, ella niña
Ve el niño la rosa
Ve la niña la rosa
El niño se la corta.
La niña la huele
Y un beso al niño
Le da y empieza a cantar.
Un niño de lo más hermoso
Una hermosa rosa cogió
Me dio alegría y dolor
La belleza y la muerte
En mis manos posó.
No te pongas triste
Arrancada de su tallo
No tendrá otra que la muerte
Acaso nosotros sin tallo
No vamos igual hacia la muerte.
No hables de muerte
Que me pones triste
Ya vendrá la primavera
Y saldrá otra rosa
Quizás aún más hermosa.
Que seguro estas tú
Que la primavera la volveremos ver
La vida es como la de la rosa
Crece y cuando es más bella
Alguien pasa y se la lleva
Y la condena sin cadena
A marchitar mientras mira
Que se le va la vida.




sábado, 7 de septiembre de 2019


Un día de viento en la caleta y Miramar.


Un día de viento, en mi ventana veía pasar las nubes.
Un día normal en tarifa por ello tenemos fama.
Pasaban las nubes de varios colores, alguna que otra ropa
Sin alfileres, las flores bailaban al compás de su viento
Una danza inmemorial, quien se acuerda de cuándo.
Si siempre hubo viento y flores, la caleta y el Miramar
Estos no tan viejos, se ponen a recordar, ni uno ni otro
Saben qué contestar, pero se pone de acuerdo y dicen
Ya no es lo que era, en mi muralla hay cascos de cristal
Y en mi orilla plásticos y toda clase de tiestos para tirar.
Anda y encima, un alga que asesina a la autóctona de verdad
Los humanos echan las culpas unos a otros pero la verdad
Cuando no estaban ellos, se vivía mejor, sin botellas, sin plásticos,
Sin algas invasoras. Quitaron de coger erizos a tarifeños para
Ganarse un jornal, con el paro que hay, a coger algas los pueden colocar
Y tu mar que tienes que  decir, se te ve muy callado, callado, si yo hablara
Se caía la caleta y Miramar pues tengo un cabreo que verás.
Tranquilízate mar que cuando te pones malo la armas, lo cierto
Es que yo no sé estos humanos que se piensan, cuando explotes
Lloraran y claro tu les dirás que estabas harto ya.
Que fácil lo tiene el viento que solo tiene que soplar el que quiera
Se queda y el que no se va con levante o vendaval.

sábado, 10 de agosto de 2019


La noche cerrada ocultaba bien la llegada de la lancha narco al lugar señalado, enseguida distinguieron los hombres corriendo hacia la lancha la proa estaba casi en la arena de la playa.
Un hombre se acercó rápido al piloto —¡Coño sombra! no hay quien te vea por aquí.
—¡Joder Esteban! que de tiempo ¿es tu cuadrilla?
—Si claro la de siempre, tu sabes mi hermano juan, mi cuñado y otros colegas. en nada estamos listos y te puedes jopear.
—Venga tío ya mismo estoy dando marcha atrás al cacharrito no valla que despierten los guardias.
Mientras la corta conversación ocurría, los mil quinientos kilos de hachís fueron cargados en  los dos todo terrenos que se habían acercado a la playa.
—Estamos listos, venga todo el mundo al carajo rápido. Los coches se dirigieron hacia el interior de la costa, la lancha desaparecía rumbo a alta mar y la cuadrilla de mojados corría a sus puntos de recogida donde se cambiaban la ropa y se iban a sus casas o donde quisieran sin llamar la atención. Otra vez la operación había salido de lujo ,el mar estaba en calma y en la playa Esteban esperaba a su hermano y el cuñado que entraran en su Toyota todo terreno ,echo un vistazo a la mar por donde desapareció la lancha ,apagó su cigarro y se subió al coche saliendo de la playa tranquilo ,otra carga más y estarían listo para desplazarla habían perdido una carga en la mar donde la neumática lanzó los paquetes a la mar y esta fue rescatada por un llanito que aparecía en los papeles como dueño iba todo sobre ruedas .
El dragón apenas hacía ruido, en el aparato, las cámaras con visión nocturna habían grabado todo el desembarco y ahora se dirigían hacia las guarderías donde alguno o los dos todo terrenos dejarían metido con coches y todo, la mercancía.
—Dragón uno aquí base, les habla la comandante cristina, ¿todo correcto?
—Capitán Félix, todo según lo previsto volvemos a base.
—Buen trabajo chicos nos vemos en la base, corto.

A las nueve de la mañana estaba sentado Esteban, con unos de sus críos en el bar Barajas justo al lado del mercado de abastos del pueblo, era el sitio del pueblo donde más o menos a esa hora podía verse la colección de BMW, Mercedes, Toyota y Audi. El pueblecito marinero dependía de la mar y el turismo y ningún patrón y pocos hosteleros tenían coches de esos o muy pocos, la patrulla municipal un Citroën picasso, pasó por la calle mirándolos .Todo el mundo pensaba lo mismo cómo podían tener tanto dinero, si no se les conocía fortuna o trabajo alguno fijo que eran como llamaban en el pueblo, Gañumberos <<narcos>>.
Ese día llegó la comandante cristina y la teniente Ana de civil al cuartelillo.
—Comandante cristina molina cuanto tiempo.
—A sus órdenes comandante Fernando, le presento a la teniente Ana.
—Por favor pasemos a mi despacho allí estaremos más tranquilos para hablar, cabo Jesús lleve unos cafés y algunos pastelillos de la confitería del bar a la oficina es hora del desayuno y apuesto que no habrán tomado nada ¿no?
—Pues lleva usted razón, no pudimos parar en algún sitio a desayunar.
A la mañana siguiente varias calles del pueblo eran cortadas por guardias armados y la casa de Esteban, Juan, Pepe, habían sido registradas, en la costa en dos grandes garajes encontraron gran cantidad de droga.
 La operación seguía en las ciudades de Sevilla, Málaga y Gerona, por lo visto, los periódicos daban por desarticulada una banda de narcotraficantes, cogidos con gran cantidad de pruebas, gracias a un nuevo helicóptero de la guardia civil llamada Dragón.
Cárcel de Botafuegos, Esteban recibía la visita familiar, entre ellos de su hermano Matías.
—Te lo dije hermano hay que saber cuándo retirarse la avaricia rompe el saco.
—Debí hacerte caso hermano, pero siempre me decía que la última…
—Bueno ya no hay remedio, ahora los abogados que se apañen. Por la familia no te preocupes pórtate bien y saldrás antes.
—Gracias hermano, ¿cogieron a todos?
— A todos hermano, del dragón no se salvó ni el gato.